[RESEÑA] Buscando a Dory

En 2003 se estrenó Buscando a Nemo. Posteriormente hubieron diversos rumores sobre una continuación, pero no fue hasta este año cuando se estrenó Buscando a Dory. Esta vez serán Marlin y Nemo quienes tengan que buscar a su olvidadiza amiga.

Durante una charla en una excursión de Nemo, Dory recuerda que tiene una familia, un padre y una madre con los que vivió, pero ella los perdió. Dory no dudará en lanzarse en una nueva aventura en busca de su familia, quien será acompañada por Marlin y Nemo. Más tarde, a causa de unos inesperados y desafortunados acontecimientos serán ambos quienes tengan que buscar al pez cirujano.

Esta cinta nos relata el pasado de Dory mediante flashbacks de la difusa memoria que Dory tiene a lo largo de la película. Ella se las ingeniará, gracias a su don de gentes, para poder buscar a sus padres y a sus amigos. Dory será ayudada por una amiga de su infancia, que resulta ser una tiburón ballena, Destiny. Ella tiene problemas de visión ya que no ve bien de cerca y por esta razón se choca constantemente contra las paredes del acuario, a parte de su tamaño. Fue amiga de la infancia de Dory porque ambas hablaban cada uno desde su acuario a través de las tuberías, de esta forma Dory aprendió el balleno que se ve en la primera película.

Una beluga, Bailey, quien cree que su eco-localizador que poseen las belugas no funciona y cuando lo intenta le da vergüenza, echándose hacia atrás.

Además de un pulpo bastante gruñón llamado Hank, quien ayuda en la gran mayoría de la cinta a nuestro pez cirujano en la búsqueda de sus padres. Es sarcástico y gruñón, pero luego ambos se hacen buenos amigos. Lo que más me sorprendió de este personaje, es su capacidad de rápida búsqueda de opciones y oportunidades a la hora de ejecutar un plan. Ya que Dory le encuentra cuando este está escapando de la cuarentena para poder ir al Parque de Cleveland. Además de sus movimientos, el equipo de animación logró a la perfección los movimientos del cefalópodo, además tenía muchos movimientos humanizados, como el hecho de agarrar objetos o beber café.

Con respecto a la animación, se nota que los años han pasado, y la tecnología se ha vuelto más puntera a la hora del diseñó y la animación, como son los colores o las texturas de los objetos y los fondos, y de los propios personajes, sobre todo sus ojos y expresiones, las cuales parecen más humanas. 

En la película hay un gran número de situaciones humorísticas, pero también muchas que son tristes, sobre todo con Dory, a pesar de que es un pez muy alegre, también siente un gran complejo debido a su memoria a corto plazo, creyendo así que no podrá hacer nada que se proponga u olvidará a aquellos a quien quiere.

Os invito a que cuando la veáis, sobre todo por segunda vez, que busquéis los easter eggs, porque hay un gran número de ellos, como una fotografía de niña con aparato que salió en la primera película, Piper, el pajarito del corto; entre otros muchos. También hay muchas referencias a la primera película y aparecen algunos personajes de esta, como la tortuga marina.

Por último, un aviso, esperaros al final de los créditos porque hay una escena que saldrán otros personajes de la anterior película.

En definitiva, esta película es una cinta que hace que vuelvas a tu infancia, llena de ternura y un poco de tristeza, pero que si alguna vez cuando fuiste pequeño viste Buscando a Nemo, seguro que te gustará esta.



Ariadna.
Share on Google Plus

About Ariadna

Entre letras y cámaras está formado cinco estudiantes madrileñas de Periodismo (Patri, Bea, Laura, Ari y María) que adoran la literatura, el cine y las series. En este blog podrás encontrar cualquier cosa, desde reseñas de libros y películas hasta recomendaciones con nuestros contenidos favoritos, pasando por crónicas de eventos y las últimas noticias del panorama cultural.

0 comentarios:

Publicar un comentario