[RESEÑA] La chica a la orilla del mar | INIO ASANO


Título: La chica a la orilla del mar (#1 & #2)
Autor: Inio Asano
Editorial: Milky Way Ediciones
Año: 2014
ISBN: 978-84-940874-8-6
Páginas: (#1) 194 (#2) 216
Precio: 8€ / tomo


"Sato e Isobe. Dos adolescentes de secundaria que deciden embarcarse en una relación puramente física. Paseando por la orilla de un mar de corrientes implacables, pronto descubrirán que dejar de lado los sentimientos resulta muy complicado."

No es la primera serie de Asano que leo. Ya leí hace un tiempo Nijigahara Holograph, Solanin, y los dos primeros tomos de Buenas noches, Punpun, y desde luego, he de decir que ninguna de ellas te deja indiferente, ya sea por lo inusual de sus historias o por la realidad que desprende de ellas. 

Cuando comienza La chica a la orilla del mar, Sato e Isobe comparten clase y van a segundo curso de instituto. Ambos son inexpertos en relaciones: Koume Sato está enamorada de Misaki, un chico un año mayor que ella, que al año siguiente se cambiará de instituto para comenzar bachillerato y quien va  comentando por ahí a todo el mundo que ella le ha hecho una felación. Isobe, por otra parte, le deja claro a Sato que puede hacer con él lo que ella quiera, que está dispuesto a ser su esclavo, y así es como se embarcan en una relación puramente sexual. 

Poco a poco, el paso del tiempo, el choque de sus personalidades, la sumisión, la manipulación, los primeros contactos con el sexo, la venganza, y el molde que crea la costumbre del uno hacia el otro definirán el hilo de la novela.

¿Qué decir? Es tan real que se te ponen los pelos de punta. Gracias a las emociones, la violencia, las frases chocantes y crudas, te introduces tanto en la historia que es imposible no querer saber la continuación de esta relación tan terrenal, en especial gracias a ese final del primer tomo tan inesperado.

Sobre los personajes, Sato es una chica de 15 años, hija de un acupuntor, de la que piensan que es muy inocente y buena chica, y que ella misma sabe que tiene que esforzarse más en el instituto; Isobe tiene la misma edad, vive la mayor parte del tiempo solo y gestiona el blog de su hermano, pues sus padres tienen puestos de trabajo que les obligan o a trasladarse de ciudad y no volver en un tiempo, o incluso duermen en la propia empresa. 

En tan solo dos tomos (incluso sólo en el primero) se puede ver cómo la relación cambia entre los dos y se invierte. Ambos evolucionan muy rápidamente, se hacen más adultos sin que nos demos apenas cuenta. Además, tampoco conocemos mucho acerca de ellos, no se descubren mucho a sí mismos, tanto en etapas anteriores, como en la que transcurre en La chica a la orilla del mar. Les rodea un enorme halo de misterio a lo largo de los dos tomos, llegando a quedarnos con más ganas de saber más cosas acerca de ambos.

Sobre las ilustraciones, al igual que dije en la reseña de Solanin, Asano tiene un estilo muy propio, que dista mucho de lo que se suele hacer, aunque ya no sólo en su forma de dibujar, sino también en cómo te cuenta la historia, haciendo que no te esperes nada de lo que pasa a cada página.

Le doy 3,5 tinteros, porque he devorado la historia en una tarde, por su crudeza, y porque me faltó que hubiera terminado de decir qué pasaba al final con uno de los personajes. Supongo que ahí es donde está el encanto de Inio Asano.

~ Laura B.
Share on Google Plus

About Laura B

Entre letras y cámaras está formado cinco estudiantes madrileñas de Periodismo (Patri, Bea, Laura, Ari y María) que adoran la literatura, el cine y las series. En este blog podrás encontrar cualquier cosa, desde reseñas de libros y películas hasta recomendaciones con nuestros contenidos favoritos, pasando por crónicas de eventos y las últimas noticias del panorama cultural.

0 comentarios:

Publicar un comentario