4 fotogramas,

Coco

jueves, diciembre 07, 2017 Laura B 1 Comments

Como no iba a ser de otro modo, no dejé escapar la oportunidad de poder ver en la gran pantalla uno de los estrenos más esperados de Disney —a sabiendas que tan solo quedan 8 días para la esperadísima El último Jedi. Aunque tenía cierto recelo, puesto que ciertas partes de la sinopsis me hacían recordar de forma sospechosa a El libro de la vida, descubrí que no, por lo que disfruté un montón con esta preciosa historia. 

Miguel es un niño que ama la música por encima de todo. Pero nadie de su familia conoce acerca de estas pasiones, porque la música está total y completamente prohibida generación tras generación, por lo que a los Rivera parece no molestarles demasiado vivir sin ninguna banda sonora, pues el amor que sienten por la música es inversamente proporcional al que muestran hacia la creación de zapatos. 

Esta herencia viene a través de la tatarabuela Imelda, que traspasó sus conocimientos a sus descendientes y aún siguen reproduciendo su legado. Pero Miguel, aunque no quiere disgustar a su familia, tiene que intentar cumplir su sueño por encima de todo. Alentado por los mariachis de la plaza del pueblo y, en especial, gracias a su ídolo Ernesto de la Cruz, Miguel es capaz de desafiar a su familia y embarcarse en una aventura sobrenatural, donde su pasado y el alegre folclore mexicano del Día de Muertos le harán descubrir grandes secretos y qué es por lo que de verdad merece la pena luchar. 

Coco será sin duda una de las películas más taquilleras de la cartelera navideña, ya no solo porque venga con el aliciente de ser una película bajo el sello Disney, si no porque, aparte de emocionarte, te cuenta una historia diferente a lo que acostumbra a hacer. Nos introducen —aunque dejándose algunas cosas sin contar— en el universo que se esconde tras el Día de Muertos, típico de la cultura mexicana y celebrado los días 1 y 2 de noviembre. 


Visualmente es una delicia, nos muestra la visión que tienen de este evento, completamente distinta, alegre y festiva a la que tenemos en Europa, tan lúgubre y tétrica. A su vez, podemos ver cameos de ultratumba, como el que hace Frida Kahlo, con quien congenia rápidamente con Miguel. 

Acerca de los personajes, es imposible no encariñarse de Héctor, quien quiere por todos los medios traspasar el puente de hojas que lleva hasta los cementerios y no ser olvidado. Tanto Miguel como él se necesitarán el uno al otro en una parte del filme, aunque se sientan en alguna ocasión engañados. También los fallecidos Rivera harán todo lo posible para que el muchacho regrese sano y salvo, aunque con ciertas condiciones que impondrá la tatarabuela Imelda, la gran matriarca de la familia. 

En definitiva, si ya eres de por sí un/a fan incondicional del universo de Disney, no hace falta que te diga mucho más, pero si quieres descubrir una historia emotiva, divertida y que hace por intentar mostrar el mundo que hay más vida más allá de los clásicos personajes que hemos visto durante décadas bajo este sello, te recomiendo Coco.


Por ello, le concedo 4 fotogramas, porque aunque sabes que siempre terminan bien estas cintas azucaradas, juegan contigo, te divierten, amenizan tu tarde y además, te hacen incluso llorar. Aquí podéis ver el trailer:


Por cierto, es raro que no lo sepas ya, pero si pretendes disfrutar de esta historia, podrás ver el corto Frozen: Una aventura de Olaf, donde vuelven las aventuras al mágico reino de Arendelle, en el que Olaf se esforzará mucho por hacer que Elsa y Anna disfruten de las tradiciones que existen por todo el reino, aunque termine metiéndose en líos. Eso sí, entre el 8 y el 12 de diciembre comenzará a desaparecer de las salas así que, ¡daos prisa!

1 comentario:

  1. Voy a intentar ir cuanto antes a verla.
    Me ha encantado tu blog y te he seguido, me quedo por aquí stalkeando JAJA desde:
    https://librosaladerecha.blogspot.com.es

    ResponderEliminar