all,

Girlboss

lunes, marzo 26, 2018 Patri Alonso 0 Comments


Sophia (Britt Robertson) es una joven que no encuentra su camino en la vida. Con apenas unos dólares en el bolsillo, Sophia acaba de ser despedida del trabajo que odiaba y las deudas comienzan a acumularse. Aun así, la joven prefiere gastar sus últimos billetes en una chaqueta que encuentra en una tienda de segunda mano. A pesar de que la cazadora es la nueva prenda favorita de Sophia decide subastarla en Ebay y así conseguir un poco de dinero. Lo que parecía una prenda más termina siendo vendida por más de 400$.

Sophia, que hasta ahora no tenía ninguna motivación en la vida, descubre que puede vender ropa vintage en Ebay sin hacer demasiado pero ganando bastante dinero para pagar el alquiler. Su objetivo es encontrar ropa barata y tras cambiarla un poco, volver a venderla a mayor precio. Al principio comienzan siendo prendas aleatorias hasta que Sophie descubre qué es lo que quieren sus compradores. El problema comienza cuando Sophia se despierta con una hernia, y al no tener seguro médico ni dinero para pagarlo, decide encontrar trabajo como recepcionista para que el seguro del empleo pague su tratamiento médico. 

Mientras tanto la vida de Sophia atraviesa una auténtica montaña rusa. Su padre no comprende el negocio online y por lo tanto no la apoya. Las cosas con Shane (Johnny Simmons), su nueva pareja, no siempre son estables. Y sus competidores en Ebay no son amables precisamente. Lo que está claro es que el negocio de Sophia va viento en popa y poco a poco consigue crear un imperio de la nada. 


En Girlboss vemos como nace el imperio de Sophia Amoruso, una emprendedora americana que actualmente tiene una marca de ropa llamada Nasty Gal. Vemos como Sophia atraviesa las distintas etapas en el mundo de los negocios hasta crear su propia página web. Al fin y al cabo vemos retratado un trabajo parecido al de las infuencers de la actualidad pero visto desde hace 10 años. El trabajo no solo se trata de buscar ropa, también de hacer las fotografías, la promoción y durante todo ese proceso es necesaria la ayuda, ayuda que termina siendo un trabajo más. 

La serie está cancelada y tiene una única temporada con 13 episodios. Los capítulos tienen una duración de media hora y se hacen bastante amenos. 

Si buscáis una serie ligera y rápida, Girlboss es lo que estás buscando. Aun así te costará entapizar con la protagonista porque su única motivación es el dinero fácil y a veces resulta bastante volátil. 

Patri Alonso.

0 comentarios: