[RESEÑA] Deadpool

Tras el imparable calendario de próximas películas que producirá Marvel, al fin —tras muchos meses de personas cercanas que contaban los días para el estreno—, Deadpool ha llegado a las salas españolas. Y nos ha llenado de orgullo y satisfacción partirnos el ojete gracias a la actuación de Ryan Reynolds realizando el papel de este irreverente antihéroe

Wade Wilson —Ryan Reynolds—vive en Nueva York y es un mercenario bocazas que protege a chicas jóvenes de sus acosadores. Una noche, conoce a Vanessa Carlyle —Morena Baccarinen un bar y comienzan a discutir y comparar sobre cuál de los dos ha tenido una vida más dura. Después, pasan la noche juntos y, al sentir una atracción tan fuerte el uno hacia el otro, con el paso del tiempo comienzan una relación. 

Tiempo después, un día Wade sufre un desmayo repentino, y tras un chequeo médico se le diagnostican varios cánceres terminales. Otra noche, un hombre (el agente Smith) se le presenta, ofreciéndole una solución para su cáncer, y que además, le otorgue superpoderes. El agente Smith incita a Wade para salvar su vida, y en un principio lo rechaza. Más tarde, da una oportunidad a lo que parecía ser la solución a sus problemas. Wade se somete a la intervención a través de los sueros de Ajax —Ed Skrein— y los insoportables métodos de tortura de Angel Dust —Gina Carano

Tras un problema en los índices de oxígeno en la cámara hermética de Wade, hace que su cáncer desaparezca, pero también le desfigura la cara y el cuerpo, haciéndole irreconocible, aunque inmortal. Con este incidente, Wade quiere terminar con la vida de Ajax, con lo que terminan peleando e incendiando el laboratorio. Cuando termina la pelea, en un escenario calcinado donde Ajax cree que Wade ha muerto, éste decide rehacer su vida: huye de Vanessa y se traslada a la casa de una señora invidente llamada Al —Leslie Uggams—.


Sediento de venganza y buscado por parte de los  X-Men —Coloso y Negasonic— para que se una a su equipo de superhéroes, Deadpool intentará llevar a cabo su propósito entre enormes carcajadas. 

Diálogos muy divertidos, situaciones absurdas, acción, humor negro, el siempre presente Stan Lee en su tradicional cameo,... Deadpool no dejará indiferente a los fans de Marvel, si no que se verán alimentadas las expectativas en las próximas cintas que produzcan sobre superhéroes.



No quiero decir mucho más por peligro de spoilers y porque merece mucho la pena ir al cine a verla. Además, se pasan volando las casi dos horas que dura y promete muchas risas. Por ello, le doy 5 fotogramas por su gran dosis de humor negro, por el descaro, el pasotismo y la naturalidad que destila el protagonista y porque probablemente la vuelva a ver —aunque esta vez será en versión original—, para disfrutarla de nuevo. 

~ Laura B.

Share on Google Plus

About Laura B

Entre letras y cámaras está formado cinco estudiantes madrileñas de Periodismo (Patri, Bea, Laura, Ari y María) que adoran la literatura, el cine y las series. En este blog podrás encontrar cualquier cosa, desde reseñas de libros y películas hasta recomendaciones con nuestros contenidos favoritos, pasando por crónicas de eventos y las últimas noticias del panorama cultural.

0 comentarios:

Publicar un comentario