all,

Hasta los huesos

viernes, julio 28, 2017 Patri Alonso 1 Comments

Netflix está dando bastante polémica durante este año. Primero se adentró en el tema del suicidio, el bullying y el abuso con la serie Por trece razones, la cual tuvo tal éxito que ha sido renovada para una segunda temporada. Hace poco también trató el abuso animal y la industria carnívora con la película Okya, y ahora nos encontramos con una cinta que trata sobre los trastornos alimenticios. Hablamos de Hasta los huesos, la película escrita y dirigida por  Marti Noxon, productora de series conocidas como Glee Buffy, cazavampiros.


Ellen, interpretada por Lily Collins, es una chica que sufre anorexia, una enfermedad mental que se ve repercutida en el físico de las personas. Con 20 años, Ellen ha sido expulsada del hospital debido a su forma de actual irrespetuosa y maleducada, que ha provocado el empeoramiento de sus compañeras en vez de favorecerlo. Tras esto Ellen vuelve a su casa donde convive con un padre desaparecido que parece no querer interesarse por la salud de su hija; una madrastra, interpretada por Carrie Preston, que intenta sacar a Ellen de esa situación pero con métodos erróneos; y una hermanastra, Kelly (Liana Liberato), que sin importar la sangre que corra por sus venas, quiere a Ellen como hermana carnal y sufre en silencio por la situación de su hermana.

Pero volver a casa no le sienta bien a Ellen, al contrario, ella continúa perdiendo peso, su enfermedad no hace más que agravarse y necesita hacer algo, ya que la muerte está más cerca de lo que parece. 

En plena búsqueda desesperada por encontrar una situación, Susan, su madrastra, da con un doctor que usa métodos poco convencionales para la gente con TCA. El doctor William Beckham, interpretado por Keanu Reeves, dirige un centro para jóvenes con distintos tipos de trastornos de alimentación. Y tras varias disputas, Ellen acepta trasladarse al centro con los demás jóvenes.

Una casa sin puertas, un método a través de puntuaciones que puedes canjear por recompensas, dos reuniones diarias y cinco chicas y un chico supervisados por una mujer llamada Loco (Retta), es lo que le espera a Ellen cuando decide aceptar someterse al tratamiento. 


Hasta los huesos es un crudo retrato sobre una joven con anorexia pero, ¿es acertado? Para empezar lo que nos vendían de la cinta era algo así como Bajo la misma estrella, chica enferma que acude a un grupo de autoayuda para conseguir sobrellevar su enfermedad. Sin embargo no es así exactamente. To the bone deja de lado la historia de amor entre el personaje de Luke (Alex Sharp) y el de Collins, para centrarse en como afronta Ellen su enfermedad. Pero desgraciadamente la película cae en un tópico amoroso (que no diré por si alguien tiene miedo a los spoilers) que deja un final agridulce.


Respecto a los TCA también dan una visión algo errónea. Es cierto que la crueldad de la enfermedad no se guarda en ningún lado y tanto la directora como Collins lo muestran todo, provocando una sensación de incomodidad al espectador. Pero en To the bones se vincula la anorexia con un cuerpo delgado, así como la gravedad de la situación con la mayor pérdida de peso. Y eso no es así. La anorexia que sufre Ellen puede darse en cualquier tipo de cuerpos, porque recordemos que la anorexia es una enfermedad mental, y aunque el cuerpo de Ellen produce mayor rechazo y grima que otro con más peso, no quita que ambas personas tengan la misma gravedad.

Y hablando del cuerpo de Ellen, no podemos pasar por alto el trabajo que se ha hecho con la edición y montaje de la película. Se nota que hay momentos donde el cuerpo de Collins ha sido sustituido por otro donde los huesos están aún más marcados, y más si conoces a la actriz, pero la cámara se sitúa de tal forma que te crees que es el cuerpo de la propia actriz. Además, el trabajo de maquillaje con la actriz también es bastante notorio. Gracias a él podemos percibir cómo está Ellen y en qué punto de su enfermedad se encuentra, así como cuál es su peso. 

Respecto a la presentación de los padres es bastante acertada. Encontramos a unos familiares afectados por la enfermedad de su hija, pero que reconocen la carga que supone estar con una persona enferma. La anorexia no solo afecta a Ellen, también se ven afectadas las personas de su vínculo más cercano. 


Su hermana Kelly, interpretado por Liana Liberato, muestra la preocupación que sufre por Ellen. Y no sé si serán porque ambas ya han trabajado juntas, pero esa sensación de miedo que tiene Kelly se transmite a través de la pantalla haciendo que el espectador se crea la relación entre ambas.


Lily Collins lo borda en el papel de Ellen. Y puede que se deba a que tanto ella como la directora sufrieron TCA y el tema les toca bastante de cerca, pero Collins se mete de lleno en el cuerpo de Ellen. Y aunque Ellen tenga esa actitud pasota y desenfadada, la mirada de Collins transmite todos los miedos que siente su personaje en el interior.



Hasta los huesos es la representación de la historia de una chica anorexia que se encuentra al borde de la muerte, pero que muestra varios errores sobre la enfermedad y aporta datos inexactos. La cinta visibiliza un problema que sigue siendo un tabú de una forma que entretiene, pero que da una única perspectiva de la enfermedad y no visibiliza otras formas de anorexia que existen

Puntuación:

1 comentario:

  1. ¡Hola! Vi la película el mismo día que se estreno en Netflix, y me gusto y no me gusto al mismo tiempo, el tema es bastante duro y toma un ritmo bastante bueno pero no sé muchas cosas no me parecieron creible pero es una buena película. Gracias por tu opinión. Saludos ♛ ♥ ✫

    ResponderEliminar