2012,

Girls

miércoles, julio 19, 2017 Laura B 0 Comments

Quizá hayas oído hablar de esta serie por varias cosas; una de ellas, su creadora, la irreverente guionista, escritora, directora y protagonista indiscutible de Girls, Lena Dunham, quien da vida a Hannah Horvath; por otra parte, puede que la conozcas porque es considerada la antítesis de Sexo en Nueva York: son chicas jóvenes que no muestran una vida perfecta ni buscan un hombre al final del camino, improvisan el camino y se filma una realidad que está ahí y que la industria del cine y las series no se ha molestado por descubrir al gran público.


Desde su capítulo piloto —que puede no enganchar al espectador de buenas a primeras— se percibe que es una serie diferente, que busca la normalización, que muestra distintos tipos de mujeres, con sus muchos defectos y sus muchas virtudes propias del ser humano, y que tal vez exagera demasiado la personalidad de sus personajes, pero eso precisamente hace adictiva a la serie, aunque algunos de ellos te irriten, necesitarás saber cómo va a continuar. 

Desde el piloto se presentan a la gran mayoría de los personajes que más juego van a dar: Hannah Horvath —Lena Dunham— es una joven y prometedora escritora de 24 años que reside en Nueva York junto a su mejor amiga Marnie Michaels —Allison Williams (Déjame Salir), quien se dedica a organizar y captar a artistas y visionarios.  

Ese mismo día, llega a la Gran Manzana Jessa Johansson —Jemima Kirke (Tiny Furniture)una londinense que está de vuelta por la ciudad y vivirá con su prima Shoshanna Shapiro —Zosia Mamet (Mad Men), una prometedora e insegura estudiante de marketing.


Como no podía ser de otro modo en Girls hay sexo. Y amor. Y Hannah se está enamorando de Adam —Adam Driver (Paterson, Star Wars Ep. VII.)— y quizá no es lo que mejor ha podido hacer en su vida. Hannah narra que no ha tenido demasiadas relaciones a lo largo de su vida, y esta serie muestra cómo eso le ha afectado mucho a su autoestima, conformándose con el primero que se fija en ella.

Girls es un relato logrado y diferente de lo que supone ser mujer a día de hoy, aunque es obvio que hay una infrarrepresentación por parte de otros colectivos femeninos, pero al menos es la punta de un iceberg de series deberían estar por llegar. Un gran punto positivo a su favor es la adicción que provocan sus capítulos y la desvergüenza de Lena Dunham, tanto por sus guiones como por sus actuaciones. 

Quizá lo que más me ha flaqueado ha sido cómo ha ido deteriorando esta serie, pues cuando ya iba por sus últimas temporadas me preguntaba que cómo podían ser posibles ciertas situaciones —e incluso ciertos personajes—. 

Aquí os dejamos un tráiler de Girls, la cual se despidió de las series en activo de HBO esta primavera: 

0 comentarios: