[RESEÑA] LIFE (2017)

Roy Adams (Ryan Reynolds), David Jordan (Jake Gyllenhaal) y la tripulación de la Estación Espacial Internacional viajan a Marte con el objetivo de comprobar si las muestras recogidas en el planeta rojo presentan indicios de vida inteligente. Cuando uno de los científicos a bordo examina la única célula encontrada, todo el equipo presencia un hecho insólito: la prueba incuestionable de que hay vida extraterrestre.

Ante su asombro, deciden examinar y establecer el primer contacto con el organismo alienígena. Desgraciadamente, el grupo de astronautas descubrirá demasiado tarde que esta forma de vida es más inteligente de lo que esperaban, hasta tal punto que sus vidas podrían estar en grave peligro. Si ese ente microscópico llega a la Tierra podría poner en peligro toda existencia humana. ¿Cuál es exactamente la amenaza a la que se enfrentan? ¿Cómo le harán frente?
Esta cinta nos mete de lleno en la propia estación espacial en la que se sucede toda la acción y la trama de la historia, sin darnos anteriormente una explicación de lo que ha sucedido anteriormente y cómo han llegado ahí los personajes. Se nos cuenta que tienen que coger algo del espacio que resulta ser unas muestras del planeta Marte con el van a realizar una investigación sobre la vida fuera de la 
Tierra.

Tras algunos intentos fallidos consiguen originar vida, y dicha célula es apodada como Calvin, la cual es incluso tomada cariño por el equipo, aunque algunos discrepan de su propia seguridad al tener un espécimen desconocido en su laboratorio. Cuando a causa de un fallo en el laboratorio Calvin inverna y tras pasar un par de días consiguen despertarle, pero esta solución es peor de lo que se hubo pensado en un principio. Porque Calvin se rebela y disloca la mano al científico que cuidaba del extraterrestre y sale del laboratorio.

De esta forma, poco a poco va acabando con la vida del equipo de la Estación Espacial Internacional, devorando a todos ellos para cada vez hacerse más grande e inteligente, produciendo un angustioso frenesí en el que la supervivencia tanto de los seres humanos como el del alien primaba sobre toda moralidad.

En la cuestión de la interpretación de los actores, ya conociendo de antemano algunas de las películas en las que han trabajado algunos de estos como es el caso de Jake Gyllenhaal o de Ryan Reynolds, quien tiene un papel muy corto a pesar de su gran actuación; ha sido buena. Transmitían los sentimientos y sensaciones al público sin problema alguno.

En el ámbito del diseño del alienígena está realmente bien construido, lo que en un principio parecía una simple célula va a tomando poco a poco una forma, primer de apéndice y después de estrella de mar, con unos largos tentáculos con los cuales absorbía la vida y la materia de sus presas. Para terminar en espécimen realmente complejo y bonito.

Sin embargo, el final de la película es bastante predecible y no llega a tener mucha diferencia con el resto de cintas que tratan el mismo tema, lo único novedoso ha sido la propia creación de Calvin y su modo de evolucionar. Si os gustan las películas como Alien o similares, esta también os gustará, está cargada de tensión y es un buen thriller, lo mejor de todo es ver como el extraterrestre va evolucionando.

Share on Google Plus

About Ariadna

Entre letras y cámaras está formado cinco estudiantes madrileñas de Periodismo (Patri, Bea, Laura, Ari y María) que adoran la literatura, el cine y las series. En este blog podrás encontrar cualquier cosa, desde reseñas de libros y películas hasta recomendaciones con nuestros contenidos favoritos, pasando por crónicas de eventos y las últimas noticias del panorama cultural.

1 comentarios:

  1. Hola, no la he visto, pero debo admitir que me ha picado la curiosidad, quizas me pase por ella este fin de semana.

    https://saturated-of-stars.blogspot.com/
    ¡Te estare leyendo!

    ResponderEliminar