4 fotogramas,

Malas madres

viernes, julio 29, 2016 Maldita Patri 2 Comments

Dirigida por Jon Lucas y Scott MooreBad mons, traducida al español como Malas madres, aterriza en los cines españoles el último fin de semana de julio. La película protagonizada por Mila Kunis será el debut de la nueva distribuidora Diamond Film.

Amy Mitchel (Mila Kunis) es una mujer de 32 años que se vio obligada a adoptar el rol de madre con tan solo veinte años. Desde entonces, su vida se ha visto restringida al trabajo y a sus hijos. Además, su marido y padre de los niños muchas veces supone una carga más que una ayuda, convirtiéndose en un hijo más del que cuidar. El tipo de vida que lleva Amy resulta muy sacrificadora, por lo que no es de extrañar que un día estalle.
Una noche, tras intentar sobrevivir a un día desastroso llegando tarde a todos los sitios y cargando con su perro debido a los mareos de este, Amy llega a su casa y se encuentra a su marido masturbándose frente al ordenador. Al otro lado de la pantalla se encuentra una chica con la que ha mantenido una relación sentimental a distancia durante más de un año. Siendo la gota que colma el vaso de su matrimonio, Amy decide echar a su marido de casa.
Por otra parte, la asociación de padres PTA (AMPA por sus siglas en español) del colegio de Jane y Dylan, está liderado por Gwendolyn (Christina Applegate) y acompañado por Stacy (Jada Pinkett Smith) y Vicky (Annie Mumolo) que forman un trío de madres con apariencia perfecta que están encantadas de volcar todo su tiempo en preparar reuniones de padres todas las semanas, al igual que actividades en conjuntas con la familia. Como no, esto supone un agobio extra para Amy, así pues, bajo la atenta mirada del resto de padres de la PTA, decide  abandonar la figura de madre perfecta que se supone que todas deben llevar. Es entonces cuando se topa con Carla (Kathryn Hahn) y Kiki (Kristen Bell), dos madres jóvenes que apoyan la postura de Amy y con las que conformarán el trío de malas madres.
Desde ese momento los dos tríos de madres se enfrentarán intentado destruirse mutuamente. Es como si las protagonistas de Chicas malas (Mean Girls) hubiese crecido 20 años y se hubiese encontrado de nuevo con el objetivo de seguir la lucha que comenzaron en el instituto. Estas disputas te mantienen entretenida durante toda la película y suponen grandes puntos de comedia para la historia.
A pesar de la comedia, la película no sale en ningún momento del eje central a tratar: la reivindicación del papel de la madre. La cinta manda un mensaje muy claro a pesar del uso de la comedia como canal de comunicación. Y este punto, es lo que más le diferencia de las otras comedias que podemos encontrar en el cine.  Si hay un gran punto a mejorar en la película es la banda sonora. En muchas ocasiones se abusa de ella y los saltos de escena a escena son cambios resultan muy bruscos, aun así crean una atmósfera divertida que protagoniza las locuras de Amy, Kiki y Carla.

Durante algo menos de dos horas, la película te sacará bastantes carcajadas, aunque no se olvida del ingrediente de la ternura en aquellas escenas donde Amy debe afrontar la realidad con su familia. 

Malas madres se lleva cuatro fotogramas por ser una comedia que no pasa desapercibida y trata el tema del papel de la mujer mostrando una realidad a la que muchas madres estadounidenses están expuestas. Sin duda, una gran apuesta para el debut de la distribuidora Diamond Film.
 
Puntuación:
Patri Alonso.

2 comentarios:

  1. Hola!

    Parece divertida, gracias por compartirlo :)

    Aquí me quedo, te sigo!

    Me gustaría que te pases por mi blog literario para ver qué te parece y si te gusta, sígueme :).

    saludos nos leemos!!

    ResponderEliminar
  2. Increíblemente divertido bueno de la película. El juego de actores a la altura. Recomiendo a la vista de la Malas madres (2016)

    ResponderEliminar