2017,

Alguien está mintiendo | KAREN M. MCMANUS

miércoles, enero 03, 2018 Laura B 0 Comments

Título: Alguien está mintiendo
Autora: Karen M. McManus
Editorial: Alfaguara
Año: 2017
ISBN: 978-84-204-8626-0
Páginas: 352
Precio: 17,95€

"Una nueva app está acorralando a la élite del instituto Bayview para estudiantes de perfil elevado. Las filtraciones de la vida privada de los estudiantes corren como la pólvora por la nueva red social creada por Simon Kelleher, alumno de la misma institución.  
Pero la cosa se pone muy seria justo cuando Simon es asesinado justo delante de sus víctimas. Los cuatro cabecillas de la «crème de la crème» estudiantil se convierten en sospechosos directos del asesinato. ¿Qué secretos guardarían para arriesgarse a acabar con Simon? ¿Quién será el culpable? 

Desde luego, la sinopsis despierta inquietudes para descubrir qué lleva a cuatro personas a ser sospechosas del asesinato de Simon Kelleher, quien difunde todos los secretos de cualquier persona que estudie en el instituto Bayview. 

Los Cuatro de Bayview no pueden ser más diferentes entre sí: Bronwyn Rojas es la «cerebrito», quien vive con sus padres y su hermana pequeña, Maeve, quienes tienen raíces colombianas; es la primera sospechosa que nos presentan, quien tiene una vida corriente, se fija en algún que otro chico y estudia mucho para seguir la tradición familiar de ingresar en la universidad de Yale. 

Cooper(stone) Clay es uno de los chicos más populares del instituto, ya no solo porque los ojeadores de la liga de béisbol están tras él, también es uno de los chicos más guapos y sale con Keely, una de las chicas más populares y guapas del Bayview. Entre los sospechosos también está Addy Prentiss, del mismo grupo de populares de Cooper, pero apenas se conocen. Addy sale con Jake, el mejor amigo de Cooper, a quien le dedica pura y completa adoración. 

Por último, pero no por ello menos importante, conocemos a Nate Macaulay, el que peor reputación tiene de los cuatro y quien tiene mayor facilidad para ser acusado de chivo expiatorio: ha sido camello en  Bayview y goza de cierta fama y antecedentes penales. 

Cada uno de ellos es un tópico de las novelas adolescentes americanas ambientadas en institutos, y parece que poca cosa puede unir a estos cuatro protagonistas, más allá de que comparten instituto. Todo eso cambiará durante la hora del castigo del 24 de septiembre, fecha en la que Simon muere repentinamente a causa de una reacción alérgica.

Al principio, lo que parece ser una muerte penosa, desencadenará en toda una investigación policial compleja, donde cada uno de ellos contará con su propio interrogador, además, si Simon ha muerto, ¿quién se supone que está actualizando las entradas de Malas Lenguas en Tumblr?

Si tuviera que definir el libro con una sola palabra sería: frenético. Pasan cosas constantemente, cada capítulo te da motivos para devorar el siguiente y saber, al fin, quién mató a Simon. No sabes de quién sospechar, quién es enemigo, quién es aliado. Solo sabes que alguien ha matado a Simon, y las sospechas policiales apuntan a que lo más probable haya sido uno de los cuatro castigados. 

Ya de por sí los thrillers me encantan y me mantienen en vilo con mucha facilidad, y desde el primer momento me ha intrigado sobremanera. Pero uno de los puntos más fuertes del libro es cómo desgranamos las personalidades de los distintos implicados: cómo esos tópicos se quedan en tópicos y descubrimos las virtudes y defectos de Bronwyn, Addy, Cooper y Nate. 

Se tratan temas como el maltrato (físico y psicológico), de una forma clara y evidente, incluso demuestra cómo una de nuestras protagonistas justifica dicho maltrato, porque «él la quiere». Pero es cierto que hay cosas que he echado de menos: saber cómo Simon se enteraba finalmente de todo. 

También he echado en falta que aún queda cierto camino para conseguir llegar a ese punto del thriller, donde todo te sorprende, y es que aquí he adivinado algunos de los giros, pero es cierto que otros muchos no eran como me esperaba. 

A pesar de todo, he disfrutado mucho con este libro, lo he devorado en muy poco tiempo. Por ello, le doy 4 tinteros (aunque con cierto regustillo de 3,5), porque ha jugado conmigo, pero el final en cierto modo, se puede preveer. 


~ Laura B.

0 comentarios: