20th Century Fox,

El corredor del laberinto: La cura mortal

miércoles, enero 24, 2018 Patri Alonso 0 Comments

El principio de la década del 2010 estuvo marcado por esas distopías juveniles que acaparaban las taquillas del cine. Primero fueron Los juegos del hambre, luego Divergente y ahora le ha tocado a El corredor del laberinto llegar a su fin. Tres años después de su anterior entrega, La cura mortal cierra esta trilogía dirigida por Wes Ball donde un virus está a punto de acabar con toda la humanidad.

Tras salir ilesos de "La Quemadura", Thomas (Dylan O'Brien) y sus amigos tienen otro objetivo: encontrar al mayor número de inmunes para poder llevarlos lejos de CRUEL y del virus. Sin embargo, no todos pudieron escapar del último encuentro contra CRUEL. Minho (Ki Hong Lee) y muchos otros quedaron atrapados bajo las garras de CRUEL y ahora es turno de Brenda (Rosa Salazar), Newt  (Thomas Brodie-Sangster), Fritanga (Dexter Darden) y Thomas rescatarles. Sin embargo no sale todo lo bien que podrían esperar. Minho está retenido en los laboratorios de CRUEL, donde están experimentando con él para conseguir extraer la cura del virus pero, ¿a qué precio? Thomas y los demás deberán aliarse con sus peores enemigos para conseguir rescatar a Minho.

Hace unos años os hablé sobre Las pruebas, la segunda parte de la trilogía que me había parecido una auténtica decepción, quizás es por eso por lo que tenía unas expectativas tan bajas con esta cinta. Y si le añadimos que dura 2h y 30 minutos pues una va con pocas ganas. Leí los libros de James Dashner hace unos cinco años, así que no le pedía a la película que fuese fiel al libro, ya que por una parte los recuerdos de este están bastante borrados y porque después de ver su antecesora, las pocas esperanzas que tenía en que esta trilogía fuese fiel se habían perdido por completo. Aun así tengo de que decir que la película me calló la boca con mis prejuicios

Siendo sincera La cura mortal no es lo mejor, pero a pesar de su duración consigue mantener el ritmo. Pasada la primera hora y media la cinta se convierte en una escena de acción continua donde los problemas para los protagonistas no hacen más que amontonarse. Para mi gusto hay un exceso de acción y una pérdida del hilo argumental, pero viendo la duración de la película mejor mantener al espectador atento con escenas de acción que no con escenas de relleno. 

No quiero meterme en si la película es una calcomanía del libro porque como ya he dicho apenas lo recuerdo, pero si que están ciertas escenas importantes plasmadas en la película. Después de la primera entrega, La cura mortal me pareció la más fiel a los recuerdos del libro que tengo

La mayor parte de la acción ocurre en la cuidad, o como la llaman en la cinta "la última ciudad". Este sitio es uno de los pocos edificados que aún no está plagado por los Raros (los seres infectados por el virus que se convierten en extras de The walking dead) gracias al muro que rodea toda la ciudad. Esto me recordó mucho al Chicago de Veronica Roth en Divergente. Edificios altos con la sede de CRUEL en todo el centro y rodeado de alta tecnología. En esta ciudad es donde se plasma muy bien la diferencia entre los ricos y los pobres. En este caso el muro que rodea la ciudad no solo sirve para ahuyentar a los raros, sino para hacer que los pobres, aquellos que tienen más posibilidades de morir, lo hagan antes. La cura supone un bien muy escaso y solo pocos podrán disfrutar de ella. 

En cuanto al reparto Dylan O'Brien puede lucirse en la cinta gracias a las escenas de acción y los pocos momentos de vulnerabilidad que le ofrece la película. Sin embargo quien sobresale es Thomas Brodie-Sangster. Hasta ahora no habíamos podido verle en todo su esplendor pero sin duda creo que esta es cinta donde por fin consigue encajar a la perfección con su papel. 

Para mí la cinta se sitúa la mejor de toda la trilogía pero a la vez La cura mortal tiene un problema muy grande y es que llega cuatro años tarde. El auge de las distopías juveniles llegó a su fin hace mucho, incluso el final de Los juegos del hambre pasó un poco desapercibido en comparación sus películas anteriores. Por no hablar de Divergente, cuya última entrega ni siquiera saldrá a la luz.
 
El 26 de enero se estrena la última entrega de El corredor del laberinto. La cura mortal ha llegado tarde pero por lo menos consigue que la franquicia termine por todo lo alto con una cinta llena de acción que dejará buen sabor de boca a los seguidores de la trilogía. 


Puntuación:
Patri Alonso.

0 comentarios: