Voltron Legendary Defender

Netflix nos tiene mal acostumbrados lanzando todos los capítulos de una serie al mismo tiempo. Con ello, no nos queda más remedio que abrazar a nuestra querida procrastinación, lo que se traduce en que he devorado todos los capítulos de este anime en dos días, y no pude hacerlo en uno porque comencé a verla por la noche.
Comencé esta serie porque empezó a verla mi hermana, quien enganchó también a una amiga, y después a mí. Está basada en una serie antigua de animación que ha tenido numerosos remakes, hasta que Netflix terminó adquiriendo sus derechos.
"Durante milenios, el malvado Imperio Galra ha plagado el universo conquistando planetas y destruyendo a sus habitantes. La única amenaza conocida para el poder y los planes del imperio es el legendario "Defensor del Universo" Voltron, un guerrero robot de 100 metros de altura compuesto por cinco mechas de leones cuyo paradero se presume desconocido. El camino de conquista y búsqueda de Voltron por el Imperio Galra los ha llevado al sistema solar de la Tierra. Un grupo de pilotos espaciales -Shiro, Keith, Lance, Pidge y Hunk- descubren al león azul e inmediatamente son arrastrados a la Guerra de Galran. Se encuentran con la princesa Allura, se convierten en los siguientes paladines, y reunir a los cinco leones para formar Voltron y liberar al universo del Imperio Galra."
Lance pilotando el león azul
Los cinco Paladines se verán envueltos en una serie de aventuras que no esperarán, no solo estará en sus manos vencer al líder del Imperio Galra; sino que también tendrán que tender lazos diplomáticos con otros planetas como el de Arus, o vencer a escuadrones Galra para poder liberar a los habitantes de otros planetas sometidos a su yugo.

Correrán peligro las vidas de sus personajes, a la vez que su salud mental. Pidge va en busca de algo que le pertenecía, y Shiro continúa preocupado,  pues el Imperio Galra le pisa los talones tras escapar de la prisión donde fue esclavo.

Lo mejor que tiene esta serie son sus personajes: ninguno es igual, alguno cae casi en un arquetipo, pero juntos forman un grandísimo equipo. Lo mejor de todo, es que no nos encontramos con el típico personaje femenino que solo está ahí porque lo está o simplemente es el interés amoroso de uno de los protagonistas. No, la Princesa Allura, es una mujer decidida e independiente, que puede patearles el culo a los otros personajes (de hecho lo hace con Lance).

Otro de los puntos fuertes de la serie es el humor, ya que sobre todo Lance y Coran, son muy divertidos. No obstante, el drama no puede quedarse atrás, llevado tanto por Shiro como por Pidge y Allura, la serie será de lo más agridulce.

A pesar de que no soy fan del género mecha (robots) esta serie me ha gustado mucho, y con mucha suerte en enero de 2017 Netflix estrenará la siguiente temporada, por lo que si la veis no tendréis que esperar mucho para la siguiente parte, la cual parece que va a ser mucho más amarga que la primera.

Share on Google Plus

About Ariadna

Entre letras y cámaras está formado cinco estudiantes madrileñas de Periodismo (Patri, Bea, Laura, Ari y María) que adoran la literatura, el cine y las series. En este blog podrás encontrar cualquier cosa, desde reseñas de libros y películas hasta recomendaciones con nuestros contenidos favoritos, pasando por crónicas de eventos y las últimas noticias del panorama cultural.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada