American Horror Story │ My Roanoke Nightmare

Hubo mucho misterio con esta última temporada de la famosa serie de terror porque mostraron muchos y diversos teaser trailers sobre esta, y nadie sabía realmente de que iba a tratar concretamente, además del secretismo de la cadena porque nadie supiese su argumento.


Normalmente, no suelo ver series de terror, pero ya había intentado ver anteriormente alguna de las temporadas, las más suaves como es el caso de Coven o la de Hotel, la primera me pareció muy lenta por lo tanto la dejé a medias porque terminó por aburrirme y la de Hotel no lograba entender la trama. 

No obstante, esta sexta temporada sí que me enganchó y me pareció bastante buena (salvo por la falta de lógica de alguno de los personajes). Esta vez han innovado en cuanto en el formato de la serie, ya que se trata en formato documental, donde de nuevo todos o casi todos los actores de las anteriores entregas actúan en este.

La historia comienza con la pareja de Matt y Shelby quienes se mudan al campo huyendo de la ciudad porque él fue golpeado en medio de una calle sin motivo alguno por un miembro de una banda dejándole inconsciente. Ambos compran una enorme casa tras un regateo con una familia de paletos en una subasta, los Polk. Pero tras su mudanza comienzan a sucederse acontecimientos de lo más extraño y sobre todo escalofriantes.

Pero eso no es todo, ya que alguien les acosará constantemente, incluso intentarán atacar a Shelby, no obstante, en ningún momento la policía les cree.

La trama está construida alrededor de uno de los misterios más conocidos de Estados Unidos, la desaparición de una colonia inglesa en América del Norte, en Roanoke, Carolina del Norte, la cual desapareció sin dejar rastro salvo por una palabra tallada en madera “Croatoan”. 

Han sabido utilizar esta historia para hacer una buena trama, y sobre todo unos escenarios perturbadores. Por su parte, los personajes tanto los protagonistas de la historia como los actores ficticios que los interpretan tienen sus personalidades bien marcadas y definidas; pero estos serán muy influenciados por los sucesos que ocurren en la casa donde vivieron Shelby (Lily Rabe) y Matt (Andre Holland).

Lo único que me ha parecido un poco extraño, era el comportamiento de algunos personajes secundarios en los últimos capítulos. Y el hecho que cometieran el topicazo de poner a una familia asiática muerta y estos que caminasen a cuatro patas como si fuesen un cangrejo, pues cuando yo los vi me dejó muy confusa pensando “¿Qué demonios pintaba ahí Sadako (la niña del pozo japonesa)?"

[SPOILER]
Si sabes que en esa casa o en ese lugar han muerto un gran número de personas y te han contado la historia, ¿para qué demonios vas si sabes que lo más posible es que mueras?
[FIN DE SPOILER]

En conclusión, para mí de las temporadas que me he visto es la mejor, buena ambientación, buenos escenarios, buena trama, buenos personajes, aunque había algunas muertes fuesen predecibles, otras no lo fueron. Y el vestuario y la documentación está muy bien hecha, por lo que si os gustaron el resto de temporadas os recomiendo que también veáis esta.
Share on Google Plus

About Ariadna

Entre letras y cámaras está formado cinco estudiantes madrileñas de Periodismo (Patri, Bea, Laura, Ari y María) que adoran la literatura, el cine y las series. En este blog podrás encontrar cualquier cosa, desde reseñas de libros y películas hasta recomendaciones con nuestros contenidos favoritos, pasando por crónicas de eventos y las últimas noticias del panorama cultural.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada