[RESEÑA] Zafiro | KERSTIN GIER



Título: Zafiro (Piedras Preciosas #2)
Autor: Kerstin Gier
Editorial: Montena
Año: 2011
ISBN: 978-84-844-1694-4
Páginas: 384
Precio: 14,95 €

"Todo había empezado con aquel beso. Gideon de Villiers me había besado a mí: Gwendolyn Sheperd. Naturalmente, debería haberme preguntado por qué se le habría ocurrido aquella idea de una forma tan repentina y en unas circunstancias tan extrañas —escondidos en un confesionario y todavía sin aliento tras una persecución de película por medio Londres—. Pero el hecho era que en aquel momento yo no pensaba absolutamente en nada, aparte quizá de que no quería que el beso acabara nunca.Por eso tampoco fui del todo consciente del tirón que sentí en el vientre ni me di cuenta de que entretanto habíamos vuelto a saltar en el tiempo…"
Antes de que leáis nada, avisaré de que en las próximas líneas con toda seguridad habrá spoilers del primer libro de la trilogía de Kerstin Gier y que publicamos hace unos días. Así que si aún no lo has leído, te aconsejo que tengas mucho cuidado. 

Con Zafiro volvemos a la vida de nuestros queridos protagonistas y en especial a la de Gwendolyn, quien ha encontrado a Xemerius, un nuevo espíritu - o daimon, según se queja la criatura cada vez que ella le llama fantasma - que le acompañará a cada sitio que vaya. Después de aquel beso en el confesionario de una iglesia, la relación entre Gwen y Gideon se complica hasta niveles insospechados dejando momento memorables a lo largo de la historia. Una soirée y posterior reunión revelarán lo que nuestra protagonista no quería escuchar y que dará pie a la próxima entrega de la trilogía. 

He de reconocer que respecto al nudo, lo que más he disfrutado de sus páginas ha sido llegar a conocer un poco más a uno de los personajes que en el anterior libro apenas era nombrado, pero sobre todo, el ir de la mano junto a Gwendolyn y Leslie descubriendo los enigmas de la gran profecía del cuervo y de la Logia del Conde de Saint Germain. No he podido involucrarme tanto en la relación amorosa que se crea porque en algún que otro momento sentía que leía un fanfiction (por el drama que había, no por la escritura, evidentemente).

El ritmo rápido de Kerstin vuelve a esta novela, manteniéndonos en vilo a cada capítulo que sale. Sin embargo, una vez más me veo con dificultad a la hora de pensar en el tiempo que realmente ha pasado en el libro. Los viajes al pasado durante horas y quizás la poca especificación sobre los días que pasan en los que apenas ocurre nada - además de mi rapidez al leer - hacen que a menudo me pareciese mucho menos tiempo del que en realidad había transcurrido.

A los personajes de que conocimos en el comienzo de la Trilogía Joyas Preciosas se une Xemerius, al que ya he nombrado un pelín más arriba y que además de acompañarnos junto con Gwen durante casi todas sus páginas, se convertirá en una fuente de información para la historia.

Los personajes secundarios que ya conocíamos no evolucionan, aunque hay que tener en cuenta que transcurre a lo largo de una semana e inmediatamente después del final de Rubí. Leslie sigue siendo la fiel amiga que descubre los datos que nunca imaginamos se pudieran encontrar en la red. La envidia de Charlotte no cesa, y tampoco el amor de Nick y Caroline por su hermana, a pesar de su fugaz aparición. Y James, si no ha cambiado en más de doscientos años, no va a cambiar en una semana dentro de su febril sueño, aunque al menos ayudará a Gwendolyn con cuestiones de protocolo.

Y si en Rubí conocíamos a una Gwendolyn insegura y confusa ante este gran cambio de su vida, Zafiro nos muestra una joven valiente y dispuesta a dejar su miedo de lado con tal de ayudar en el camino que el destino le ha marcado. Se ve ante situaciones en las que ser vulnerable no está permitido y aunque no siempre consigue ser fuerte, hace lo que puede para una chica cuyo mundo ha dado un giro de 180º de la noche a la mañana. La evolución de Gideon no se hace tan presente como sus cambios de humor, aparentemente inexplicables, pero que iremos justificando en un punto más adelante en la novela. Son quizás las dudas sobre el comportamiento de Gideon lo que provoca una distancia entre el lector y el personaje, ya que si bien pensábamos que antes mostraba todas las cartas, ahora nos deja tan confusas como a la pobre protagonista.

En general, una historia casi tan buena como la otra, aunque algo más confusa y con un gran plot twist en el último capítulo que te hará replantearte parte de la trama, alianzas y qué pasará en un futuro, pero no es hasta el epílogo en que podemos ver como comienza el cambio de uno de los personajes clave.

Al contrario que otras trilogías, merece la pena seguir la saga. La calidad de la escritura y de la historia continúa en la misma línea, aunque he de reconocer que a veces mezclaba la historia que nos contaban con mi idea de las respuestas a las preguntas que los capítulos planteaban. Daría un 4.5/5 porque aunque me enganchó tanto como el primero, por alguna razón no logré disfrutarlo del mismo modo.


María Reinoso


Share on Google Plus

About María Reinoso

Entre letras y cámaras está formado cinco estudiantes madrileñas de Periodismo (Patri, Bea, Laura, Ari y María) que adoran la literatura, el cine y las series. En este blog podrás encontrar cualquier cosa, desde reseñas de libros y películas hasta recomendaciones con nuestros contenidos favoritos, pasando por crónicas de eventos y las últimas noticias del panorama cultural.

0 comentarios:

Publicar un comentario