[RESEÑA] Amy y Roger | MORGAN MATSON



Título: Amy y Roger
Autor: Morgan Matson
Editorial: Plataforma Neo
Año: 2014
ISBN: 978-84-16096-02-2
Páginas: 400
Precio: 17,90 €

"Para encontrar el verdadero camino, a veces tienes que perderte…  
Amy no quiere que llegue el verano. Su madre ha decidido mudarse al otro extremo de los Estados Unidos, y ahora Amy tiene que llevar el coche de California a Connecticut. El problema es que, desde la muerte de su padre en un accidente de tráfico, no se siente capaz de ponerse al volante. Y aquí entra Roger, un amigo de la infancia que también debe viajar al otro lado del país, y que carga con sus propios problemas.  
A medida que avanzan, ambos descubrirán que las personas que menos esperas pueden convertirse en las más importantes y que a veces es necesario dar algunos rodeos para llegar a casa."
Este verano no ha sido una temporada muy productiva para mí, literariamente hablando. Aunque he acabado poniéndome al día con una saga de comics que descubrí por casualidad, al final solo he leído un par de libros en estos meses. Así que para despedir la época más calurosa del año decidí comenzar Amy y Roger, de Morgan Matson, pensando que un roadtrip me ayudaría a volver a las andadas.

He de reconocer que la pereza me podía y cada vez que iba a ponerme a leer la novela, no pasaba de las dos páginas. Sin embargo, cuando llegué al comienzo del viaje me vi obligada a pararme para dormir, después de pasar leyendo hasta altas horas de la madrugada.

En Amy y Roger (Amy & Roger's epic detour) seguiremos a Amy, que acaba de pasar por un accidente de coche y no puede conducir, y a Roger, un joven con el que jugaba de pequeña la pelirroja y que se ha ofrecido a llevarla hasta Connecticut, lugar al que se está mudando su familia. Roger piensa que, después de salir de California solo para ir a Colorado, donde estudia, esta será una oportunidad de recorrer estados en los que nunca ha puesto un pie, pero su plan se verá truncado cuando lea el recorrido que la madre de Amy ha preparado para ellos, ¿o quizás no?

Aunque el libro en sí es un romance contemporáneo, creo que es mucho más que ello. Cuando la novela comienza nos encontramos a una Amy que se ha escondido dentro del refugio que es su cueva. Si sale es solo para ir a clase, sin relacionarse con nadie y desde luego no parar por el camino. Su hermano está en North Carolina, su madre en Connecticut y ella se ha quedado sola en California. Después del accidente lo único que quiere es que todo vuelva a ser como antes, pero su madre le obligará a empezar de cero, y para ello se irá para siempre del único estado en el que ha vivido.

Pero aunque Amy sea la narradora, no es la única que está pasando por un mal momento, también Roger tiene un motivo oculto por el que se ha ofrecido a llevar a Amy a su destino y cruzar el país en coche en lugar de por otro medio, y no tiene nada con ver con el hecho de que su última parada sea Philadelphia, la casa de su padre. 

Aunque es cierto que no me logré enganchar hasta que di de lado mi pereza, el modo de escribir de Morgan Matson tampoco ha sido un aliciente. Me gustaba, pero no me atrapaba como me pasó con Al final de la calle 118, y más que a su ritmo y caracterización de personajes, el hecho de que me haya enganchado a la novela tiene que ver con el misterio (bastante predecible) sobre el accidente de Amy, y la curiosidad sobre cómo se desarrolla su relación con Roger.

Creo que mi principal problema con la novela a la hora de engancharme han sido los personajes. Amy está sufriendo claramente, aún en shock por lo ocurrido a pesar del tiempo que ha pasado, y el hecho de no tener nadie con quien hablar ha logrado que se cierre por completo. Roger ha decidido seguir la ruta alternativa, pero con un propósito claramente egoísta que, aunque se disuelva conforme avanza para llegar al punto que todos esperamos, hace que a mí por lo menos me parezca un interesado.

Lo cierto es que ambos están en proceso de sanación, y aunque nunca me he encontrado en la situación de Amy, creo que hay comportamientos - desahogarse con completos desconocidos mientras no es capaz de hablar con otro personaje más cercano a ella, o echarle todo en cara cuando él intenta mejorar - que no son lógicos. En cuanto a Roger, me parece que el no leer el libro desde su perspectiva, aunque fueran ciertos capítulos y no la totalidad de la publicación, ha hecho que sus decisiones y sentimientos aparezcan de un modo demasiado brusco.

No hablaré mucho más sobre los personajes, ni principales ni los secundarios, porque parte del encanto de Amy & Roger's epic detour es ir viajando por Estados Unidos y viendo las decisiones que toman, los lugares que visitan, al mismo tiempo que ellos.

En general he disfrutado la historia cada vez que abría el libro, porque para mí lo importante ha sido la historia, no la subtrama romántica, sino el proceso de sanación por el que pasan ambos. Atrapada entre sus páginas, Amy y Roger se han merecido el final que consiguieron, y también todo por lo que han pasado. El libro se lleva cuatro tinteros, aunque si soy sincera, quizás se acercaría más a 3,5. 



María Reinoso


Share on Google Plus

About María Reinoso

Entre letras y cámaras está formado cinco estudiantes madrileñas de Periodismo (Patri, Bea, Laura, Ari y María) que adoran la literatura, el cine y las series. En este blog podrás encontrar cualquier cosa, desde reseñas de libros y películas hasta recomendaciones con nuestros contenidos favoritos, pasando por crónicas de eventos y las últimas noticias del panorama cultural.

3 comentarios:

  1. Hace poco leí otro libro de esta autora y no me gustó mucho pero la verdad es que este me llama la atención y espero que pueda leerlo pronto y me guste :)
    Un abrazo ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo la verdad es que había escuchado muchísimas opiniones buenas, tanto de este libro como del último que salió en España, "Desde que te fuiste", y aunque me esperaba más, este me ha gustado bastante ^^

      Eliminar
  2. No me termina de atrapar. Pero gracias igual por la reseña! Bsos!

    ResponderEliminar