Presentación de Sueños de Piedra

El pasado 25 de Septiembre pudimos asistir a la presentación en Madrid del nuevo libro de las autoras Iria G. Parente y Selene M. Pascual Sueños de Piedra presentado por Uka de Nube de Palabras. Dicha novela autoconclusiva fue publicada el 21 de este mes y está basada en el mismo mundo que la saga anterior,Cuentos de la luna llena, salvo que esta está situada en otro continente.

Llegamos alrededor de media hora antes al lugar donde se produciría el evento, pero la última planta de la Casa del Libro estaba llena, lo que emocionó a las autoras cuando salieron por fin a presentar la novela. 

Este libro como ya han dicho en varias ocasiones fue una manera de desfogarse del estrés de escribir la segunda parte de la saga de Cuentos de la Luna Llena. En un principio la novela tenía un carácter cómico, lo cual era su propósito; sin embargo terminó por ser dramático (cosa que no te debe sorprender si conoces a Iria) y fue escrito en dos semanas ya que ambas autoras estaban día y noche escribiendo (solo paraban para que la otra escribiese) debido a que estaban tan emocionadas e inmersas en la historia que no pararon.

Con esta novela quieren expresar un problema que hoy en día sigue teniendo repercusión: el machismo, la violencia y menosprecio a las mujeres. Por ello nuestra protagonista, la cual es narrada en sus capítulos por Iria, es una prostituta que su sueño es liberarse del prostíbulo donde está encerrada y convertirse en una comerciante importante como lo fue su padre. 

Por otra parte está Arthmael de Silfos, el futuro rey de Marabilia, el continente donde está situada la historia, que es despojado de ser rey por un bastardo que posee gran influencia en el pueblo con el consentimiento de su padre. En un intento por recobrar su trono se marcha en busca de aventuras para poder ganarse el afecto del pueblo y poder ser rey. No obstante, el joven, el cual es muy orgulloso y bastante egoísta, se encuentra con nuestra prostituta, Lynne, y ambos por diversas circunstancias salen de la ciudad y se encuentran con el adorable Hazan. Hazan es un hechicero cuyos hechizos normalmente no salen bien.

Con esto dicho, cabe decir que a pesar de que Selene escribía los capítulos desde el punto de vista del príncipe a la autora no le caía precisamente bien el personaje porque era muy diferente a ella, por lo tanto se lo tomaba con humor, y con humor hay que tratar a Arthmael, todo lo que diga. Además este es uno de los que más evolucionan durante la historia. 

También hablaron sobre el proceso de escritura, a parte de que lo escribieron en muy poco tiempo, los obstáculos o bestias a las que se tenían que enfrentar los protagonistas era por azar ya que ellas hicieron papelitos sobre situaciones y después los tomaban sin mirar. Una de ellas, que al final no pudo estar era el encuentro de amazonas que daba lugar a unas situaciones muy cómicas que están explicadas en el Hangout que os pondré por abajo.

Una de las frases que se debe destacar de Selene que dijo durante la presentación fue: “Como el caso del padre de Arthmael, no hace falta matar a un personaje para que el hijo se vaya de aventuras”, refiriéndose al recurso que se da en la literatura de matar a los padres del protagonista para que este se vaya a salvar al mundo, ya que el padre de Arthmael sigue vivo, pero no vuelve a aparecer, y la ya conocida tendencia de Iria por matar personajes que ya no le son útiles.

Cabe destacar que al final de la presentación las dos autoras estuvieron firmando en la planta baja de La Casa del Libro y la cola daba la vuelta al edificio, además dieron marca páginas.  





Ariadna

Share on Google Plus

About Ariadna

Entre letras y cámaras está formado cinco estudiantes madrileñas de Periodismo (Patri, Bea, Laura, Ari y María) que adoran la literatura, el cine y las series. En este blog podrás encontrar cualquier cosa, desde reseñas de libros y películas hasta recomendaciones con nuestros contenidos favoritos, pasando por crónicas de eventos y las últimas noticias del panorama cultural.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada