3 fotogramas,

Fireworks

martes, abril 17, 2018 Alejandro C. 0 Comments

¿Los fuegos artificiales son redondos o son planos? Con esta pregunta, Genki Kawamura, el productor del gran éxito your name., nos invita a viajar en el tiempo con Fireworks (titulada originalmente Uchiage Hanabi. Shita kara miru ka? Yoko kara miru ka? / Fuegos artifiacles, ¿los vemos desde abajo o desde un lado?), su último proyecto. Esta nueva cinta de animación se estrenará en los cines de España este próximo viernes 20 de abril gracias a la distribuidora Selecta Visión.

Es el momento de las vacaciones de verano en una ciudad en la costa de Japón, donde se va a celebrar el festival de fuegos artificiales. Norimichi Shimada es un estudiante de secundaria, el cual planea ir con sus amigos a ver el festival de pirotecnia para comprobar si son planos o redondos. Pero su vida cambiará cuando Nazuna Oikawa, una compañera de clase de la que está enamorado, decide escaparse de casa. A Shimada le encantaría irse con ella, pero la madre de Oikawa termina pillando a su hija. Al ser solo un observador, se debate en qué habría pasado si hubiera actuado de otra forma. Es en ese momento cuando una extraña bola que lanza, le hará que ese día se repita varias veces. ¿Qué destino le espera?

La película que se basa en la novela homónima de Shunji Iwai, publicada en España por Planeta Cómic, nos presenta esta historia que al principio de la película consigue atraer la atención del espectador, invitándole a quedarse hasta el final con una premisa interesante. Esa bola será el foco de atención para abrir muchas incógnitas durante la película. Con situaciones un tanto caóticas que en varios momentos no tienen mucho sentido, las incógnitas harán que la búsqueda de respuestas acabe teniendo un resultado un tanto incongruente.


Pero son los personajes los que tienen la culpa de este "problema", ya que el comportamiento tan contradictorio que tienen durante las escenas hacen que la película se vuelva confusa al final. En un primer momento comentan una situación que se da a su alrededor, pero acto seguido cambian de opinión. Además, es que hay cosas que no se explican su porqué y simplemente pasan porque sí. Y sigue estando la cuestión de la misteriosa bola, de la que es mejor que no hable para evitar el mínimo spoiler.

En cuanto a la animación, que corre a cargo del estudio de animación Shaft, y siempre que sale este nombre hay una gran confianza en los proyectos que realizan. La animación brilla por sí sola, sobre todo con escenas en las que emplean diferentes estilos. Solamente me chirría una cosa en este aspecto, y es que recurren a utilizar tecnología CGI para incorporar escenarios y personajes en algunas escenas que no terminan de casar mucho, pareciendo algo forzado. Personalmente creo que si se hubiera mantenido todo con animación tradicional, el resultado habría sido mucho mejor.



Lo que sí destaca junto a esto es el apartado musical, que es de lo mejorcito que tiene la película y genera una armonía maravillosa acompañando a la animación de Shaft. Las canciones que interpretan DAOKO y Hirose para la cinta son ejemplos de ello, aunque las melodías compuestas por Satoru Kosaki no se quedan atrás.

No obstante, uno de los puntos que hay que tener más en cuenta a la hora de ver esta película es que aunque participe de nuevo el productor de Your name., no vamos a encontrarnos ante una obra de un calibre similar ni de lejos. Porque parece que desde que la exitosa cinta de Makoto Shinkai generó tal resultado, las siguientes cintas que se han ido estrenando se han ido encumbrando tras su sombra. Aún así, no es una mala película, pero quizás se la recomendaría más a un público que consuma más anime. Aunque eso no quita que no le pueda gustar al público general, pero no creo que sea el título adecuado en esta ocasión.


Alejandro C.

0 comentarios: