3 fotogramas,

Todo el dinero del mundo

sábado, marzo 03, 2018 Alejandro C. 0 Comments

El pasado 23 de febrero se estrenó en cines una de las últimas películas que entran en la competición de los Oscars 2018. Pero no es una película cualquiera, ya que tiene mucha controversia detrás por diferentes motivos que comentaremos a continuación. Si eres fan de Ridley Scott, sigue leyendo, que entonces te interesa.

Roma, 1973. Unos hombres enmascarados secuestran a un adolescente llamado Paul. Su abuelo, J. Paul Getty, es el hombre más rico del mundo, un magnate petrolero tan multimillonario como avaro. El secuestro de su nieto favorito no es razón suficiente para renunciar a parte de su fortuna.

Todo el dinero del mundo cuenta la historia de Gail, la persistente y tenaz madre de Paul para quien, al contrario que Getty, sus hijos son lo más importante. La vida de su hijo depende de un tiempo que se acaba, y los secuestradores se muestran cada vez más decididos, inestables y violentos. Cuando Getty envía a su enigmático hombre de seguridad, Fletcher Chace, a velar por los intereses de su nieto, él y Gail se alían en una carrera contrarreloj que revelará el valor del amor frente al dinero.

Antes de nada vamos a ponernos un poco en situación sobre esta cinta. El afamado y aclamado Ridley Scott se encarga de dirigir esta historia basada en hechos reales, los cuales se pueden contrastar en el libro homónimo a la cinta que edita Harpercollins en España. Pero metiéndonos en materia, esta película, para quien no lo recuerde, tenía en su reparto inicial a Kevin Spacey. Tras el escándalo sexual que salpicó su carrera, el director tomó cartas en el asunto, quitándole del metraje ya rodado, para volver a repetir las escenas esta vez con Christopher Plummer en el papel de Jean Paul Getty.



Y la verdad que el cambio le vino muy bien, porque de hecho Spacey llevaba mucho maquillaje encima, y a Plummer no le hace falta para realizar el papel. Además que le queda como un guante, parece que hubiera nacido para ser Jean Paul Getty. Aunque no le hace falta mucho para parecer a Scrooge o al tío Gilito de Disney, J.P. Getty fue un hombre que quiso demostrar que podía conseguir todo lo que quisiera. Esto se debe a que su padre le auguró que no llegaría a nada, por lo que dedicó su vida a amasar una riqueza que podría decirse a simple vista, incalculable.

Aquí es donde entra en juego el reparto de la película, comenzando por Charlie Plummer, que interpreta a John Paul Getty III, el cual es secuestrado y necesita de un rescate económico de su abuelo. Pero el protagonista aún así sigue siendo el abuelo, que no suelta ni un mísero céntimo por su nieto (de los quince que tiene). Por ello Abigail, su madre, cuyo papel realiza Michelle Williams, decidirá buscar la manera de hacer que vuelva con ella. Como si para eso tuviera que enfrentarse al gran magnate.

Abigail es una madre que solo quiere tener a su hijo sano y salvo junto a ella. Pero no tiene los medios para recatarle, por lo que deberá pedir ayuda a quien menos le gustaría. Junto a Mark Wahlberg, que interpreta a Fletcher Chace, seguirá junto a éste desde el momento que da su brazo a torcer para participar en la búsqueda de Paolo. No obstante, llevar el apellido Getty no es nada fácil, y Charlie Plummer demuestra sus dotes de actuación en este papel que seguramente le haga tener más participaciones con más peso. Como curiosidad, la víctima del secestro es también quien hace las veces de narrador en alguna ocasión de la película.


Lo que sí queda claro es el mensaje que lanza Getty, donde comenta que todo tiene un precio. Sobre todo para el poderoso magnate, que no conoce lo que es precio incalculable. Tiene tanto dinero que lo único que sabe hacer con ello es pedir más y más, sin saber lo que tienen.

De esta manera, Jean Paul Getty deja ver al espectador que detrás de un hombre solo hay una fachada y que lo que más le importa es su apellido. Ni siquiera sabe todo el dinero que tiene, con lo que es razón de más para considerarle un ser arrogante, frío, sin sentimientos.

Su familia no le importa tanto, pero intenta hacer el amago de tener relación con algunos de sus hijos. Por lo que el conflicto a raíz del secuestro hará que Abigail luche contra Getty, pareciendo éste el secuestrador con quien tiene que negociar. Como si fuera un villano de película.

Por otro lado también hay que comentar que en detalles como las localizaciones, los escenarios y los personajes, estarán muy cuidados para asemejarse a lo que ocurrió realmente. Que esto no quita que no haya elementos de ficción para hacer más amena la cinta. Ya que a pesar de su larga duración no se hace pesada. Yo le doy 3 fotogramas, ya que no es una cinta tan destacable si no fuera por su reparto.



Alejandro C.

0 comentarios: