3 fotogramas,

Ready Player One

viernes, marzo 23, 2018 Alejandro C. 0 Comments

Ayer tuvimos la oportunidad de asistir al estreno de Ready Player One, la "ambiciosa" película de Steven Spielberg que se basa en el libro homónimo de Ernest Cline. Tras varios años en preparación, el próximo 29 de marzo se estrenará en cines esta película tan esperada. Además, las críticas han dividido al público, por lo que hoy nos sumamos y os hablaremos de esta cinta. ¿Preaparados para entrar en Oasis?

En el año 2045, el mundo se encuentra al borde del caos, pero la población ha encontrado una forma de salvarse en Oasis, un universo de realidad virtual creado por la brillante mente de James Halliday. Al morir éste, su fortuna será para la persona que encuentre un huevo de pascua digital escondido en un rincón de Oasis. De esta manera tendrá lugar una competición mundial, en la que el joven Wade Watts decide participar, viéndose inmerso en una caza del tesoro con muchos peligros de por medio.

Como si nuestro propio futuro nos hablara, la película nos traslada dentro de 17 años concretamente. La tecnología ha avanzado tanto que la realidad virtual está por todas partes y para todo el mundo, pero nadie se imagina lo que hay detrás de tal empresa. El mundo entero vive por y para Oasis. Es difícil que hasta en la sociedad más baja, alguien no disponga de acceso al juego. De esta manera todo el mundo está conectado a este mundo alternativo, que podría decirse que sirve de escapatoria ante cualquier problema.

La cinta que mezcla la aventura con elementos de acción cuenta con un elenco encabezado por Tye Sheridan como Wade Watts, Olivia Cooke como Art3mis, Lena Waithe, Philip Zhao como Sho y Win Morisaki como Daito. Estos jóvenes aportan a sus personajes la frescura que necesitaba la adapatción, con diálogos y situaciones divertidas y un tanto comprometidas. Pero ahí no acaba todo, ya que Ben Mendelsohn es el antagonista de la cinta, ofreciendo un personaje interesante que pondrá todo patas arriba por sus intereses.



Aún así, hay que decir que Spielberg se ha marcado un tanto, porque consigue mantener al espectador en su asiento, asistiendo a un baile de referencias de la cultura pop que cubren todos los ámbitos del arte. Desde temas tan famosos como Take on me de A-ha, pasando por vestuarios arquetipos de la época de los 80, y llegando a elementos de series y de películas, el director está en su salsa. De hecho, puedo asegurar los fans o seguidores de las referencias que se ven y se mencionan, saldrán muy contentos de ver la película. Al igual que ocurrirá con quienes no estén al día o sean un poco más jóvenes, ya que saber captar referencias no es el objetivo del título, si no pasarlo bien durante las dos horas que dura.

Quizás la película peque en algunos momentos, pero como todo título de aventuras, ya que no hay ninguno perfecto y este se adecua a un futuro no muy lejano. Las escenas de acción son brillantes, algo a lo que Spielberg nos tiene acostumbrados y nos atrapa en su mundo; que es algo difícil a su edad pero lo consigue. Y sobre todo, y no menos importante, la banda sonora compuesta por Alan Silvestri, que ya no solo es contar con temas icónicos de la cultura pop, si no de añadir temas de gran calibre a esta gran odisea.

Finalmente, el mundo de los videojuegos está tan bien recreado, que parece que al ver la película, nos encontráramos en uno de verdad. Con unos efectos de tecnología CGI muy buenos, Steven hará que el público viaje a su infancia, tirando de nostalgia. No obstante, lo que seguro que hará aflorar en los espectadores, será una multitud de buenas sensaciones y de felicidad. Y ahora hablando personalmente, he de decir que me lo pasé muy bien. No tiene mucho más allá de ser una película palomitera con la que pasárselo bastante bien. Por lo que yo la recomiendo a todo el público amante de los videojuegos, ya que será una experiencia más a lo que ya se tenía.


Alejandro C.

0 comentarios: